29 nov. 2011

Mary Poppins


Yo debía tener 18 ó 19 años, no sabía ni qué quería de la vida (no es que ahora si lo sepa), y comencé mi primer trabajo considerado "formal". Una pasantía en una empresa grande e importante. En esa época te "colocaban" en el área de la carrera que uno estuviese estudiando. Yo estudiaba Recursos Humanos (evidentemente estaba perdida); y como estaban ocupadas las vacantes en RRHH resolvieron enviarme al Departamento de Marketing.
Conocí al equipo -reducido-, y a quien sería mi jefa. Terrible caracúlica, fue mi primer impresión. No tenía forma de sacarle ni media sonrisa, creo que mi despreocupación total, la preocupaba en demasía. Claro, yo debía trabajar para ella. Mi desfachatez adolescente, tatuajes, en ese entonces también piercing en la lengua, ella no debía saber cómo vincularlos con la seriedad que la empresa o el puesto requerían.
Si me preguntaba alguien en ese momento la edad de ella, yo debía creer que me llevaba 20 años. Se comportaba muy señora, se vestía muy señora, era una persona re grande comparada conmigo que hacía tan poco había salido del secundario. Ella era gerenta, tomaba decisiones, vivía sola, tenía auto, se sentaba en la mesa de "los grandes".
Varias cosas del día a día laboral ya las olvidé, pasaron muchos años. Sin embargo nunca olvidé a esa jefa. Tanto es así que me quedó grabado que el 28/noviembre era su cumpleaños, y si bien mi pasantía duró solo pocos meses, todos los años recordaba enviarle un mail de saludo por su cumple, el cual ella siempre respondía con la mejor. No creo en las casualidades, considero que todo en la vida es por algo. Tampoco soy Claudio María Dominguez. Pero que no haya habido vacante en RRHH y que me enviaran a Mkt, me hizo terminar a cargo de ella. Ella mi "mentora", yo su "educanda". Aprendí muchísimo más de ella, de lo que hubiese imaginado. Incluso me cambié de carrera en la universidad, colgué rrhh y empecé a estudiar mkt. Años más tarde supe que se haba ido a vivir al exterior.

Hace unos años me enteré que ella -vuelta a Arg- hacía stand up. No me daban los números. ¿Ella haciendo stand up? sabía que tenía sentido del humor, pero no como para subirse a un escenario!! Me ganó la curiosidad y la fui a ver. Me encantó! Descubrí una faceta suya totalmente nueva (al menos para mi, capaz que ella ya la traía). La saludé con un "estuviste muy bien" y me fui.

Tiempo después la "casualidad" nos volvió a encontrar. En el Paseo La Plaza, haciendo la fila para entrar a ver un show de stand-up. Yo estaba sola porque iba a ver a un amigo que actuaba, y se me había adosado un personaje del espectáculo, famosa que también estaba sola, se me empezó a hacer la amiguita en la fila. De pronto llega aquella jefa: mira a la famosa, me mira a mi, no entendía una goma. Ella estaba con su amiga, se apiadaron de mi, terminamos en la mesa de 4 sentadas: la famosa, la amiga de mi jefa, mi jefa y yo.
Esa noche retomamos el contacto, y lo que más me sorprendió fue descubrir que esa jefa caracúlica, era una persona. Una persona muy graciosa, y una persona en muchas cosas más parecida a mi de lo que hubiese creido. Alguien con quién podría sentarme a comer, hablar en serio, hablar boludeces. Alguien que en vez de llevarme 20 ahora me llevaría 5 años nomás.

Volvimos a cruzarnos en reiteradas oportunidades, fuimos juntas a ver algún que otro show, nos agregamos en facebook, nos seguimos en twitter, boludeamos por chat de blackberry, y alguna que otra vez nos hablamos por teléfono.

Conocí una persona totalmente diferente a la que me recibió mi 1er día de pasantía. Descubrí que es humana, que "sufre", que puede ser la más seria y a la vez reírse del mundo. Que haciendo comedia musical se ha subido a un escenario a cantar vestida de cuero y con látigo en mano. Le tengo admiración como a poca gente. Es de las mujeres más inteligentes y copadas que conocí, por lo grosa que es en su trabajo, por lo que consiguió en muchísimos aspectos, y porque la sigue remando todos los días.

Hoy siento orgullo de haberla tenido como jefa,
siento felicidad de habernos reencontrado,
y vergüenza porque son más de las 12 y no la llamé para decirle feliz cumple!

Te quiero Sole, no quiero que suene torta, pero dejaste una huella muy importante en mi!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A ver que tenes para decir...